La actitud de “conductor defensivo” implica que, con simples técnicas, quien conduce un vehículo pueda adelantarse a la conducta de otros y prevenir accidentes.

Los accidentes, las emergencias suceden durante todo el día, ya sea en la casa, la calle, la oficina, un parque, etc. No hay quién se salve, pues ocurren en el momento menos esperado y, ante estas eventualidades, debemos estar preparados para poder brindar soporte a quién lo necesite. Para ello existen los primeros auxilios, quienes cumplen una labor silenciosa, pero importante en la sociedad, y hoy te contaremos más sobre ellos.